Cinco mitos sobre el veganismo

Cada vez son más los que o por conciencia, o por seguir una alimentación de calidad y más respetuosa, se deciden por la opción vegana.

 

El veganismo, ha dejado de ser una moda o tendencia desde hace muchos años y se convirtió en un estilo de vida más conectado con el medio ambiente en beneficio del planeta. Sin embargo, siguen existiendo especulaciones, estereotipos y suposiciones que nos surgen sobre este estilo de vida, como por ejemplo: ¿No te da más hambre todo el tiempo? ¿Te hace sentirte más débil? ¿Comes solo ensalada todos los días?

 

UMAI, la marca que busca promover un cuidado más natural, rescatando los mejores ingredientes de la naturaleza, nos entrega información sobre cinco mitos en el veganismo para que salgas de dudas y desmientas los rumores:

 

  1. Las mujeres embarazadas no pueden ser veganas: Muchas mujeres se preguntan si deberían o no continuar su dieta vegana al enterarse de que están embarazadas ya que creen que puede ser malo para la salud de su guagua. Independiente de si deciden seguir esta dieta, deben prestar atención a lo que comen durante este periodo para obtener una nutrición adecuada. La dieta vegana, si está bien planificada, se considera segura para la formación del feto o la lactancia.

 

  1. Los niños no pueden crecer sanos si no comen carne: Para muchos la idea de criar a los hijos solo con legumbres, frutas, verduras, cereales es difícil ya que existe el estereotipo de que las carnes rojas y la leche ayudan a los niños a crecer con más fuerza. Sin embargo, es posible seguir una dieta basada en plantas a cualquier edad y completa nutricionalmente, mientras se haga una planificación cuidadosa que incluya proteínas, carbohidratos y grasa para garantizar que los niños reciban las calorías adecuadas al crecer.

 

  1. Las dietas veganas no proporcionan suficiente fuerza: Existe esta idea de que la carne es la única forma de obtener proteínas. Pero esto no es verdad, ya que el tofu, las legumbres, nueces, semillas y granos enteros también las tienen.

 

  1. Los veganos siempre comen lo mismo: Comer vegano no significa solo comer ensaladas, sino que por el contrario, se abre una gama de posibilidades diferentes frente a tus ojos. Un vegano puede comer una amplia variedad de vegetales, especias, sabores y colores y recetas de todos los rincones del mundo, como el hummus, tempeh indonesio y sushi vegano.

 

  1. Ser vegano es caro: Comer vegano no significa comprar productos procesados en el supermercado como por ejemplo sustitutos de queso gourmet. Si seguimos este patrón, volverse vegano puede ser caro. Pero, si planeamos conscientemente nuestra dieta, podemos ahorrar dinero en comparación a llevar una dieta omnívora, ya que las verduras y los granos son más baratos que la carne y los productos lácteos. Puedes comprar frutas y verduras de temporada y congelar las sobras para usarlas en sopas y batidos o comprar alimentos a granel, en vez de alimentos procesados. ¡Esto hace que una dieta vegana sea más saludable!

 

Seguir una dieta completa basada en plantas representa una de las formas más efectivas de cambiar el mundo y a la vez apoyar un sistema alimentario más sostenible que no dañe a los animales ni al medio ambiente.

Otros artículos que te podrían interesar

Los beneficios del jengibre que son respaldados por la ciencia

Los beneficios del jengibre que son respaldados por la ciencia

El jengibre es una planta con flores, llega a tener 90 cm de altura, con…

Ver Más

Cinco mitos sobre el veganismo

Cinco mitos sobre el veganismo

Cada vez son más los que o por conciencia, o por seguir una alimentación de…

Ver Más

En Agosto celebramos el día nacional de la Miel

En Agosto celebramos el día nacional de la Miel

El 6 de agosto celebramos el Dia Nacional de la Miel. Este gran elemento de…

Ver Más

Donde Encontrarnos

Suscríbete a nuestro Newsletter

Mantente al día
con nuestras novedades

    UMAI Body and World UMAI Body and World