Guía para comenzar a reciclar

En el mundo se producen más de 2 millones de toneladas de residuos al año, que podría aumentar a 3 millones para el año 2050 si no se toman las medidas correspondientes. El 17 de mayo es el día del reciclaje, una excelente fecha para concientizar a la población de la importancia de esta actividad y que puedas sumarte si es que aún no lo haces.  UMAI -la marca que ofrece una completa línea de shampoo, acondicionadores y cremas de cuerpo con ingredientes de origen natural y con envases reciclables- te entrega la información necesaria sobre qué residuos se pueden reciclar y cómo hacerlo.

¿Qué podemos reciclar?

Residuos orgánicos: A este grupo pertenece todos los residuos biodegradables de origen vegetal o animal. Restos de frutas y verduras, cascaras de huevo, restos de café, etc. Estos residuos se deben poner en un contenedor separado del resto de la basura y debes averiguar si tu municipalidad cuenta con algun programa de reciclaje orgánico que te pueda apoyar en esta misión.

Residuos plásticos: En nuestro país tenemos la capacidad para reciclar ciertos tipos de plásticos tales como artículos fabricados con PET N°1 (botellas desechables para bebidas, bandejas de torta, contenedores de fruta. También se reciclan los plásticos fabricados de polietileno de alta densidad N°2 (envases de detergente, champús, bidones y envases de leche) tapas de botellas y otros artículos fabricados con polipropileno (Nº5) y bolsas fabricadas con polietileno (Nº2 y Nº4.)

Si no estas segura a qué clasificación pertenece tu plástico solo debes mirar en la parte inferior del envase y encontrar un triángulo con el número del plástico. Si éste no aparece no puede ser reciclado. Si aparece uno de los números antes mencionados debes sacar la tapa y la etiqueta del envase, enjuagarlo y aplastarlo, para luego depositarlo en algun contendor correspondiente al tipo de plástico.

Si quieres reciclar los envases de nuestros productos UMAI, no hay problema, ya que corresponden al plástico N°5. Solo debes enjuagarlos y poner donde corresponde, no es necesario sacar las etiquetas. Para el caso de las cremas corporales de 1000 ml, debes separar las válvulas de los envases.

Vidrio: Esto es más simple de reciclar, solo debes quitar etiquetas y tapas, lavar los residuos y depositarlo en el contenedor indicado.

Papel: Se puede reciclar el papel blanco, las hojas de cuadernos, libros sin tapa, diarios y revistas. Ojo, el papel puede estar impreso y rayado, pero sin manchas. Para reciclar debes eliminar las etiquetas y tapas, sacar los espirales, cintas adhesivas o corchetes y depositarlo en el contendor correspondiente.

Latas: En esta categoría están las latas de bebidas y las conservas de alimentos. Solo debes quitar la etiqueta, enjuagar con un poco de agua, aplastarla y depositarla donde corresponde.

Cartón: Acá va el cartón corrugado, cajas, cartulinas, papel Kraft, tubos de papel higiénico y absorbente. Para esto debes quitar las cintas adhesivas o corchetes entre otros, reducir su volumen y depositarlo en el contenedor correspondiente.

En Chile contamos con una red de puntos limpios que cuentan con contenedores para cada tipo de residuo. Solo debes averiguar en tu municipalidad y organizarte para ir a dejar los desechos y así comenzar a reciclar.

Otros artículos que te podrían interesar

Guía para comenzar a reciclar

Guía para comenzar a reciclar

En el mundo se producen más de 2 millones de toneladas de residuos al año,…

Ver Más

UMAI RECIBE CERTIFICACIÓN CRUELTY FREE

UMAI RECIBE CERTIFICACIÓN CRUELTY FREE

La nueva marca que invita a conectar con lo natural recibió el sello emitido por…

Ver Más

Donde Encontrarnos

Suscríbete a nuestro Newsletter

Mantente al día
con nuestras novedades

    UMAI Body and World UMAI Body and World